¿Qué son los RAEEs?

Actualizado: 10 nov 2021




Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, también conocidos como e- waste, chatarra o basura electrónica, no son otra cosa que el descarte de un aparato eléctrico y electrónico (AEE).


Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) son aparatos que funcionan con corriente eléctrica o campos electromagnéticos, esto incluye desde grandes y pequeños electrodomésticos –como heladeras, lavarropas, planchas o aspiradoras– a equipos de informática y telecomunicaciones, aparatos de iluminación, herramientas eléctricas, equipos médicos o máquinas expendedoras.


Un AEE se convierte en un residuo de aparato eléctrico y electrónico (RAEE) cuando el usuario lo descarta sin intención de que vuelva a utilizarse..


Debe tenerse en cuenta que los AEE son aparatos complejos que incluyen numerosas partes y componentes: piezas y carcasas de diversos materiales, plaquetas de circuitos impresos, tubos de rayos catódicos, pantallas de cristal líquido, cables, componentes eléctricos y electrónicos, contrapesos de hormigón, cartuchos de impresión, etc. Estos componentes pueden ser de materiales muy diversos: algunos de ellos tienen alto valor de mercado (chatarra ferrosa y plástica, aluminio, oro, plata o estaño), mientras que otros pueden ser riesgosos para los ecosistemas y las personas (plomo, compuestos fluorocarbonados y mercurio, entre otras sustancias químicas peligrosas.


Esto hace que, por un lado, cuando un AEE se descarta tenga sentido recuperar los materiales y componentes valiosos para reinsertarlos en el ciclo productivo. Al mismo tiempo, resulta imprescindible hacer una gestión adecuada que minimice los riesgos ambientales y de salud. (1)


¿Qué sucede con los RAEE´s en Argentina?


La gestión de los RAEE representa un problema creciente en un mundo donde el recambio tecnológico es cada vez más acelerado y en el que apenas una fracción mínima de los mismos se recicla o reutiliza. Esta no es una problemática menor en la Argentina: según los datos del Observatorio Mundial de Residuos Electrónicos (Baldé et al., 2017), se generan anualmente alrededor de 8,4 kg de RAEE por persona. Si se multiplica por los 42 millones de habitantes, se obtienen 360 mil toneladas de RAEE generados anualmente en el país.


Se estima que entre un 50% y un 60% de este volumen –es decir, entre 180 y 216 mil toneladas– es almacenado en hogares y pequeñas instituciones por desconocimiento sobre el procedimiento de descarte (Fernández P., 2013). Solo un 10% a 15% llega a talleres de reparación y servicios técnicos, y del 5% al 10% se recicla con el fin de recuperar materiales. Luego de pasar un tiempo almacenado o de atravesar las distintas etapas de recuperación, se calcula que un 60% de los RAEE termina en basurales o rellenos sanitarios (INTI, 2018). (2)



(1) Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) y empleo en la Argentina Buenos Aires; Oficina de país de la OIT para la Argentina, 2020.

(2) Ibid

30 visualizaciones0 comentarios